Academia Nacional de Entrenamiento en Vigilancia y Seguridad Privada

Apuntándole a la Ética

Apuntándole a la Ética

 

“La Ética no es otra cosa que la reverencia por la vida” Albert Schweitzer

La Ética es un principio básico de todo ser humano donde toda acción realizada debe tener un norte que dé sentido y trascendencia a la misma y es cuando los principios éticos inciden con profundidad en la calificación moral de actos, pensamientos y demás actividades del ser humano, quien desde niño tiene la capacidad de juzgar sobre lo bueno y lo malo, de acuerdo con su conciencia y las orientaciones recibidas en el núcleo familiar y social, hasta obtener una conciencia moral autónoma que le permita desarrollar su propia individualidad teniendo en cuenta el contexto social en el cual se desenvuelve.

Desde el punto de vista empresarial, un Guarda de Seguridad, no solo debe contar con la competencia técnica para saber hacer, igualmente debe contar con la competencia Ética para saber ser. Lo más importante es ser persona, con unas características propias que lo identifiquen como profesional idóneo, capaz de hacer las cosas con talento y con la destreza necesaria para el cual se preparó en una academia de formación; para este caso en AESS (La Mejor).

 

En el país encontramos actualmente un índice de vida bajo, desigualdad en la distribución de ingresos, atraso en el sector productivo, desempleo que afecta especialmente a los jóvenes, mencionando los graves problemas nacionales se destaca entre otros la desigualdad, la pobreza, la violencia, la inseguridad, el narcotráfico y la corrupción. La causa de estos males, es la falta de Ética, la crisis de valores y el auge de contravalores sociales.

 

La sociedad actual, de acuerdo con los avances tecnológicos y nuevos descubrimientos, crea la necesidad imperante de ser éticos, integrales en la  formación  para  poder  enfrentar  estas metas  en la vida cotidiana. De allí el reto de ser hombres y mujeres más instruidos y a la vez creativos que afronten las dificultades que se puedan presentar. No se pueden dejar de lado los valores por las posibles consecuencias que puedan traer el éxito y el desarrollo material con la disculpa de que el fin justifica los medios. No se debe caer en el materialismo y ser hombres y mujeres con vacíos éticos y morales, sin personalidad. Se debe ser más racional, saber escuchar, dialogar. No se puede seguir actuando mecánicamente en la monotonía del día a día; se deben cambiar estos estereotipos y buscar los mejores medios para aprender a ser integrales en todo sentido no solo por los conocimientos, sino también, por la personalidad y forma de ver el mundo. No basta el conocimiento académico ya que se debe acompañar con equilibrio, prudencia, creatividad, honestidad, respeto, tolerancia y en sí todos los valores con los cuales se debe actuar. Por consiguiente, la Ética  está ligada a la vida, al comportamiento  y se articula con  la  formación de   saberes  de cada individuo.

Olga Lucía Cardona Correa

Sigue nuestra autora en facebook Aquí 

Cargando…